Fantasía prohibida - Shayla Black

15 jul. 2012

Seudónimo usado por: Shelley Bradley
Autora de novelas románticas contemporáneas, eróticas e históricas, Shayla Black es el seudónimo de una prolífica y laureada escritora. Vive en el sur de Estados Unidos con su marido y sus hijos, intentando compaginar todos los aspectos de su vida como escritora, madre y esposa. En su tiempo libre le gusta ver reality shows, y disfruta leyendo los libros de Harry Potter, haciendo aerobic, y escuchando música de todo tipo.

Shayla ha ganado o ha quedado finalista en una docena de premios literarios, incluyendo el Romance Writer of America’s Golden Heart, el Passionate Ink’s, Passionate Plume, el Colorado Romance Writers Awards of Excellence, y el National Readers’ Choice Awards. En anteriores ediciones, Romantic Times le ha otorgado el KISS Hero Award. Su romance erótico Decadent, publicado en octubre de 2007, ha sido nominado para el Mejor Romance Erótico del 2007 por Romantic Times.

A Shayla le gusta enfrentarse a nuevos retos, y así lo demuestra con cada libro. Es igualmente hábil al escribir sobre sentimientos que al hacerlo sobre ardientes historias eróticas.

Título original: Decadent
Saga: Segundo libro de la Saga Guardaespaldas
Categoría: Novela romántica erótica
Editorial: Ediciones Pàmies, Phoebe
Páginas:
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
¿Cómo puede una chica inocente atraer a un famoso y atractivo cantante al que la prensa sensacionalista atribuye prácticas sexuales para las que ella no está preparada?

Kimber Edgington está decidida a hacer cualquier cosa para convencer al hombre de sus sueños, el popular cantante Jess McCall, un hombre del que se dice es aficionado a los tríos, de que están hechos el uno para el otro. Resuelta a probar que es lo suficiente mujer para él, Kimber recurre al guardaespaldas Deke Trenton y le pide que sea su tutor sexual. Atrevido y descarado, Deke le advierte que está jugando con fuego, lo que no impide que la tome bajo su tutela y que, junto con su primo Luc, le enseñe los placeres de ser compartida. Aunque ella se reserva para Jesse, pronto descubrirá que Deke es el único hombre capaz de satisfacer todas sus fantasías. Y cuando Kimber le pide más… él no será capaz de resistirse.

Opinión personal:
Después de la aparición de Deke en el anterior libro donde protagonizó un increíble menage junto con Jack y Morgan, ahora toca contarnos la historia de este hombre, como vive su sexualidad y qué le ha llevado a ello.

Pese a que este libro me ha gustado, creo que es un poco más flojo que el anterior y hay algunas cosas que no me han terminado de gustar.

Por ejemplo, al inicio de todo, Kimber aparece frente a Deke, pidiéndole que le enseñe sobre el mundo en el que él está metido para intentar conquistar a otro hombre, eso sí, quiere aprender las implicaciones que tiene un trío sin llegar a perder la virginidad. Me parece muy bien su ideal de querer darle la virginidad a Jess, pero ¿cómo pretendes realmente ponerte a tener sexo con dos hombres y no perderla? A parte de eso, por mucho que sigas conservando la virginidad, habrás hecho cosas que son "peores" que eso, como por ejemplo la penetración anal o sexo oral. Vamos, que si lo que quieres es serle fiel a Jess, no por no perder la virginidad estás siéndole fiel.

Pero eso es simplemente un pequeño punto que aparece al principio. Por lo demás, creo que Shayla mantiene la intriga y el deseo de saber qué fue exactamente lo que pasó en la vida de Deke que le impida poder estar solamente con Kimber, sin que esté su primo presente en sus relaciones. Pese a que entiendo el trauma por el que Deke ha tenido que pasar, considero que quizás es un poco exagerado su reacción. Por la manera en que a lo largo de todo el libro va contando pequeñas cositas de su pasado, creí que la historia sería mucho peor. Por otro lado, también está Luc, el primo que participa en todos sus menage, que también esconde un pequeño secreto: el motivo por el que necesita estar presente en un menage. La verdad es que me sorprendió bastante más el motivo de Luc que el trauma de Deke. 

Junto con estos pequeños misterios, también encontramos que la vida de Kimber está en peligro. Tal como la saga indica, se trata de guardaespaldas y sin un caso de intento de asesinato, no habría historia. Esta vez, la amenaza no es directamente a Kimber, sinó a su padre. El padre de Kimber, Caleb, es un coronel (creo recordar) retirado y al salir de prisión un hombre al que detuvo, éste le amenaza con matarle junto con su hija: le acusa de haberse perdido la infancia de la pequeña así que quiere privarle de la suya. Años atrás, Deke trabajó para él, así que, asumiendo su trabajo como guardaespaldas, se encarga de proteger a Kimber. Eso sí, después de que los dos hermanos de Kimber le den el "visto bueno" y más sabiendo éstos las aficiones de Deke y Luc.

En general, es un libro muy rápido y fácil de leer, con unas escenitas que hacen entrar en calor a cualquiera. Quizás lo que pueda echar un poco para atrás sería el "incesto" que se da debido a que Deke y Luc son primos, pero incluso eso tiene su explicación a lo largo del libro.

1 comentario:

  1. Yo ya lei el libro, de hecho tengo todos los titulos de esta saga, en ingles y español. En lo personal me encantaron todos pero este es en definitivo mi favorito. Deke es un hombre sumamente duro pero dulce en el fondo, claro esta que este lado de su personalidad lo muestra solo con Kimber......excelente libro.

    ResponderEliminar