Ella es tan dulce - Susan Elizabeth Phillips

24 abr. 2013

Susan Elizabeth Phillips es autora de numerosas novelas que han sido best-séllers del New York Times y se han traducido a varios idiomas. Entre ellas se cuentan Toscana para dos y Ella es tan dulce, publicadas por Vergara, y Este corazón mío, por Zeta Bolsillo.

Phillips ha ganado el prestigioso premio Rita, y mereció en dos oportunidades el premio al Libro Favorito del Año de Romance Writers of America. Romantic Times la hizo acreedora del Career Achievement Award, un premio a su carrera literaria.
Vive en las afueras de Chicago con su marido y sus dos hijos.

Título original: Ain't She Sweet
Categoría: Novela romántica contemporánea
Editorial: B Grupo Zeta, Seda
Páginas: 429
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:

Sugar Beth, la rica y guapa jovencita que dejó varios corazones destrozados en su pueblo natal, ha regresado. Está desesperada y arruinada, pero decidida a que no se note. Han pasado quince años, y ha aprendido unas cuantas lecciones.

Ahora vuelve a casa... sin dinero, desesperada y demasiado orgullosa para permitir que su entorno lo descubra. Los habitantes de Parrish no creen en el perdón y el olvido, y esas amistades arruinadas del pasado están dispuestas a infligir a Sugar Beth la peor de las venganzas...


Opinión personal:
Creo que de esta mujer ya me he leído muchos libros y tengo que decir que todos ellos me han encantado. Obviamente, como todos los autores, algunos son más flojos y otros mucho más buenos, a mi gusto, pero no deja que el estilo, la manera de escribir, los argumentos, los personajes... Todo lo que la caracteriza como escritora es lo que los hacen tan buenos. Y este no es de los buenos, es de los buenísimos. Enserio, me ha encantado todo él. Creo que ha pasado a ser uno de mis libros favoritos de la SEP.

Sugar Beth es un personaje muy conocido en la pequeña ciudad de Parrish, sobretodo por la forma en qué trataba a todo el mundo durante su adolescencia. Ahora ya adulta, vuelve a la ciudad, totalmente arruinada, para recibir el odio de todos pero, sobretodo, de Colin Byrne. Colin es un antiguo profesor del instituto al que Sugar Beth echó de allí y hasta del país haciéndole volver a su país natal. Me gusta la manera en que SEP muestra la diferencia entre la Sugar Beth que se muestra delante de los demás, con comentarios mordaces y divertidos, dispuestos a herir e insultar y la Sugar Beth que realmente es, lo que siente, lo que piensa... En esa diferenciación de pensamiento/acción creo que todos nos podemos sentir identificados. No al nivel de ella, pero sí en cierto grado.

Por culpa de ese odio arraigado en la gente de Parrish hacia Sugar Beth, a lo largo del libro, vamos viendo como las venganzas se llevan a cabo. Como todo el resentimiento va aflorando y como ella va aguantándolo todo. Tal y como dicen "siembra y cosecharás" y eso es lo que le pasa a Sugar.

Pero parece que no todo es tan malo... parece que, quien más odio debería tenerle, le da una segunda oportunidad a esta mujer. Parece que es el único que sabe entrever la realidad de Sugar Beth detrás de su comportamiento. Pero él y todos los demás siguen preguntándose ¿por qué Sugar Beth soporta todo esto? Quiere encontrar el cuadro que le dejó como herencia su tía. Un cuadro del que nunca nadie supo nada y el cual es incapaz de encontrar. Entonces... ¿por qué no se va? No diré la respuesta, pero realmente, es algo que te llega al corazón, que hace ver como Sugar Beth, con los años, ha cambiado.Y es que, pese a ser una harpía de adolescente, tenía sus motivos que la movían a serlo. Motivos que poco a poco vas descubriendo.
Por otro lado, creo que la relación entre Sugar Beth y Colin es una relación muy normal. Me explico, no es como en muchos libros que los personajes se conocen y en dos días están enamorados uno del otro. Es un amor que va sucediendo poco a poco. Los dos se conocen de hace años. Él la odia profundamente y ella, aunque no lo demuestra mucho, se arrepiente de todo lo que le hizo. Poco a poco, conversación a conversación, momento a momento, los dos van sintiéndose atraídos por el otro. El odio que Colin pudiese tener va cambiando a una curiosidad por los motivos de ella. Por su parte, tiene una coraza en el corazón, no quiere permitirse volver a amar después de perder al hombre de su vida, pero Byrne parece hacerla cambiar de parecer... Dos personajes con unas personalidades muy marcadas, muy fuertes, testarudos y cabezones pero a la vez, una pareja perfecta que se entiende, que hablan... una pareja como pocas.

Un increíble libre totalmente recomendado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario