¿Suave como la seda? - Noelia Amarillo

2 abr. 2013

Noelia Amarillo nació en Madrid, el 31 de octubre de 1972, justo a las 11.30 de la noche, y me alegro un montón por ello, es preferible nacer el día de las brujas (Halloween) que el día de todos los santos. (Más que nada, porque de santa no tengo un pelo y de bruja… bueno, lo tengo todo).

Trabajo de administrativo (y lo que se tercie) en la empresa familiar junto con mi padre y mi hermano, y gracias a ello tengo tiempo de escribir lo que se me pasa por la mente (¿Habéis oído aquello de que ser la hija del jefe es un chollo? Pues eso mismo).

Tengo un marido estupendo, rubio, alto y de ojos verdes (mío, solo mío, mi tesoro) con una ligera y adorable barriga cervecera que además es electricista y me hace todas las chapuzas en casa (repito, es solo mío).

Tengo dos hijas preciosas, que son exactamente iguales a mí, unas brujillas traviesas que lían la de Dios es Cristo en cuanto me descuido y que además tienen más labia que un abogado. (Mi madre dice que es cosa del destino, que así sufriré lo que sufrió ella, en fin…).

Todos los viernes salgo con mi mejor amiga y un domingo al mes me voy al rastro a darle a lengua con “las chicas”. Mis pasiones, mis hijas, leer, escribir y sobre todo pasar el tiempo con mi gente.

Título original: ¿Suave como la seda?
Saga: 3r libro de la Saga Amigos del barrio
Categoría: Novela romántica erótica
Editorial: Roca Editorial, Terciopelo
Páginas:
Oficial site: Blog
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:

El espléndido príncipe azul venció al fiero dragón, desafió a la malvada bruja y rescató a la hermosa princesa. Con los primeros rayos de sol, montaron sobre el blanco corcel y emprendieron viaje hacia un castillo de cuento de hadas…


Pero, ¿y si el príncipe ni es príncipe ni es azul? ¿Y si no tiene blanco corcel, ni castillo maravilloso? ¿Y si es un honrado trabajador, con un sentido del humor inexistente y un genio de mil demonios? ¿Y si viste vaqueros en vez de brillante armadura y su ejército lo componen zapatos en vez de guerreros? ¿Puede un simple zapatero ser el príncipe encantado que toda princesa busca?

¿Y si la princesa no es delicada? ¿Y si en vez de tímida y recatada es arisca e insociable? ¿Y si no sabe entonar dulces canciones de amor, pero se le da de maravilla pelear? ¿Y si en vez de bordar hermosos tapices, su trabajo consiste en vender juguetes eróticos? ¿Puede esta insólita mujer ser la dulce princesa que enamora al príncipe azul… aunque dicho príncipe sea en realidad un zapatero enfurruñado?

Puede el amor surgir entre la chatarra, los zapatos y las clases de jiu-jitsu de un gimnasio de barrio? ¿Por qué no?

Opinión personal:
Después de haber leído los dos primeros libros de esta Saga y de haberme enamorado de todos sus personajes, Noelia ha vuelto a soprenderme con una genial historia. Hay muchos libros, en los que los propios autores, o lectores oigo que dicen: las mujeres de esta saga son de dar más tomar; o tienen una fuerza increíble... y finalmente te acabas dando cuenta que intentan hacer que creas eso, e incluso ellas mismas lo creen, pero en verdad son seres muy sumisos y de eso acabas dándote cuenta más adelante.

En este caso, la protagonista de la historia es una chica con un par de ovarios muy bien puestos. Siempre ha sido una chica rebelde, cierto, pero por situaciones que se le han presentado en la vida, ha tenido que cambiar su rebeldía por dureza, fuerza... Pero a la vez, puede sacar su lado más sensible, más amoroso y tierno y eso lo podemos ver en la relación que tiene con Ricardo, el padre de Darío que, por libros anteriores, sabemos de la enfermedad de la que padece. Ha tenido que crearse un fuerte escudo a su alrededor para impedir que la gente de fuera pueda dañarla con facilidad. Este escudo es el que Darío tiene que conseguir romper para encontrar a la verdadera Sirenita. La verdad es que a medida que va pasando la historia, llega un punto en el que piensas: Darío no va a poder conseguirlo, o bien, va a rendirse... Pero, como siempre, el amor que sienten va más allá de todo y puede con todas las barreras que le pongas de por medio.

En este libro, me ha hecho mucha gracia el echo de que, siendo Ariel inexperta en el tema del amor, del sexo, los juguetes sexuales... se ponga a vender productos de ese tipo y encima ¡al estilo tuper sex! La verdad es que ir leyendo sus reacciones al saber de las experiencias de las otras mujeres, era divertidísimo. Aunque creo que una de las escenas en la que más me divertí, fue en la primera vez que apareció en el gimnasio, a punto de rendirse por completo, con Darío empezando ya a observarla pero sin fiarse ni un pelo de ella y ella, con dos ovarios se coló como pudo para charlar con el grupo de amigas sobre sexo. Así, sin conocerlas de nada, sin cita previa... La verdad es que no tengo ni idea de como empiezan las trabajadoras que hacen tuper sex, pero si tienen que hacerlo así, ir buscando grupitos de chicas, presentándose y enseñándoles los juguetitos... entiendo la gran verguenza de Ariel.

Al igual que los demás libros de Noelia Amarillo, os lo recomiendo al 100%. Es una autora que da gusto leer por la manera de expresarse, por sus preciosas historias y sus enrevesados enamorados.

Y, como no, Noelia me ha dejado con unas ansias increíbles de saber sobre Héctor. El tercero de los hermanos (primero tuvimos a Ruth en Cuando la memoria olvida, ahora a Darío en ¿Suave como la seda? y nos falta el pequeño Héctor...) Esperemos que no se haga mucho de rogar y venga a nosotros pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada