Amos y Mazmorras I y II - Lena Valenti

14 oct. 2013


Lena Valenti nació en Barcelona en noviembre de 1979. Lectora profesional y especializada en novela romántica, escribe desde que tiene memoria. Trabajó durante varios años en Prensa y Comunicación de Casa del Libro.

Es la autora que ha revolucionado el género en nuestro país, la más vendida del género romántico en España en lengua castellana. Su Saga Vanir ya va por la friolera cifra de 50000 ejemplares vendidos solo en TRADE (Editorial Vanir) en dos años.

Random compró los derechos para sacar toda la saga en DeBolsillo Bestseller con excelentes resultados. Lena es la autora más reconocida y de proyección más internacional hasta el punto de que otros países fuera de España se han interesado en sus libros.

Este año 2012 la Saga Vanir llega a Italia, Alemania, Bulgaria, Argentina y México, y se están negociando la traducción a otros países más. Su Saga Vanir ha trascendido la barrera de las letras de tal modo que hasta se hacen fiestas nacionales en su honor. Se ha rodado un DVD documental para explicar el fenómeno, y en setiembre del 2012 sale a la venta en toda España, traducido también al inglés.

Y como colofón, está en curso una guía oficial ilustrada de la Saga que va a reventar el estilo hasta ahora vistos tanto en cómics inspirados en novelas románticas como en Guías oficiales de las mismas.

Título original: Amos y Mazmorras
Categoría: Thriler romántico erótico
Editorial: Editorial Vanir
Páginas: 360 + 360
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.


Argumento:

Cleo Connelly siempre quiso ser como su hermana Leslie. Por eso, cuando decidió trabajar para la Ley, Cleo la siguió y se esforzó siempre por llegar a su nivel. Pero solo Leslie fue aceptada en el FBI, mientras que Cleo tuvo que conformarse con patrullar su ciudad natal: Nueva Orleans.

Ahora, Leslie ha desaparecido. El subdirector del departamento del FBI ha visitado a Cleo para pedirle que les ayude y colabore en su misión rescate, puesto que necesitan un perfil parecido al de su hermana. La joven policía, llevada por el miedo y la desesperación, accederá a hacerlo antes de entender en qué tipo de misión estaba Leslie metida: ¿Un Rol llamado Dragones y mazmorras DS? ¿Diseño de drogas afordisíacas? ¿BDSM? ¿Red de trata de personas? ¡¡¿¿BDSM?!! Si antes le hubieran explicado que tendrían que instruírla para hacerla pasar por sumisa, puede que la respuesta fuera otra… ¿Sumisa? ¡¿Ella?! ¡Pero si su resistencia al dolor era nula y pegaba a la que le hacía las manicuras! ¿Cómo iba a hacerse pasar por…? Maldita sea. Por supuesto que sí. Por su hermana haría cualquier cosa. Un momento… ¿Había dicho el inspector que su “master” iba a ser Lion? ¡¡¿¿Lion Romano??!!

El atractivo y arisco Lion Romano está devastado por la muerte de su mejor amigo Clint, encontrado muerto mientras trabajaba de encubierto en la misión de la trata de blancas en la que se hallaba inmerso junto con Leslie Connelly, una de las mejores agentes del FBI, cuyo paradero se hallaba desconocido. Lion hará lo posible por recuperar a Leslie, y si para ello debe infiltrarse en el rol de BDSM con la sexy, inconsciente y descarada de su hermana Cleo, el sacrificio merecería la pena. Lo que nadie sabía era que someter e instruir a Cleo en el arte de la dominación y la sumisión, era algo que deseaba hacer desde que la joven cumplió su mayoría de edad.

Ambos se enrolarán en una aventura llena de peligro y sensualidad, crudeza y crueldad, en la que las fustas y los látigos marcan la realidad y el día a día. Una poli con vocación de agente especial que no se cree sumisa está a punto de conocer al AMO que está destinado a someterla. ¿Lograrán salvar a Leslie antes de que se maten entre ellos? ¿El trabajo se puede mezclar con el placer? Los juegos están servidos: los dragones salen de sus mazmorras.

Esta historia se divide en dos partes. La Doma de Cleo a manos de Lion, que se localiza en la gran y oscura Nueva Orleans y en la que se descubren el uno al otro en sus roles, y después, el intenso y apasionante torneo de dominación y sumisión de Dragones y Mazmorras DS.

No hay margen para el aburrimiento. Nunca habéis leído nada igual. ¿Preparados? ¿Listos? ¡YA!


Opinión personal:

Antes de empezar, quiero hacer un comentario a toda esa gente que se ha leído la Trilogía de Cincuenta sombras de Grey, y hablo con conocimiento de causa porque me los he leído, y que creen tener, a partir de ese libro, una visión del BDSM. Lo que aparece en ese libro, tal y como en un momento Lena Valenti escribe en el suyo, no es BDSM, si queréis descubrir realmente el mundo que se esconde tras la dominación y la sumisión, yo me basaría más en lo que puedes descubrir en Amos y Mazmorras. Después de eso, te darás cuenta del verdadero significado del BDSM.
-Los leí, ¿crees que no? Pero son libros que pueden confundir a la gente. El protagonista estaba loco y traumatizado porque su madre le apagaba las colillas en el pecho y decidió meterse en el BDSM. Y ella pretende salvarle y sacarlo de ahí. Pues adivina.
-¿Qué?
-Los amos y las sumisas no quieren que nadie les salve. Les gusta lo que hacen, les gusta su mundo. Y no responde a ningún tipo de psicopatía, ni paranoia, ni trastorno obsesivo compulsivo. Por eliminación y por mayoría, hay muchos más desequilibrados vainillas que miembros de BDSM. Hay muchos más locos que hacen el amor a lo clásico y con ternura que amos y sumisas. Hay gente que se excita si les lames los pezones y gente que se corre si se los muerdes. Pero unos y otros sienten placer. El dolor puede ser placer, y eso lo saben los DS. 
Dicho esto, es la segunda vez que me leo Amos y Mazmorras. La primera vez quise hacer esta misma reseña pero, por diferentes motivos, no llegué a hacerla al final. Ahora, están en mis manos la III y la IV parte de Amos y Mazmorras y para poder hacer un buen seguimiento de estos libros, he decidido empezar desde el inicio y volver a devorar los libros de Lena Valenti. Porque con sus libros, no se puede hacer una simple lectura, los devoras.
Si te dan a elegir entre cuatro demonios, el feo, el malo, el bueno y el tío bueno, ¿a quién elegirías? Al final cogerías al tío bueno... ¿no? Pues lo mismo con los amos.
La verdad es que con Lena, estaba acostumbrada a su Saga Vanir, a sus vanirios, berserkers, valkyrias, einherjers... Y no sabía qué esperar de una saga tan completamente diferente. ¿Qué nuevo mundo nos tenía preparado? Y la verdad, como no podía ser menos, me ha encantado.
-[...]Necesito conocer tu cuerpo antes que lo que tienes aquí -apartó la mano que frotaba su muslo, y la subió para tocarle la sien-, y aquí -después dirigió la misma mano a su corazón y la dejó sobre su pecho [...]-. Normalmente es al revés, primero nos ganamos el corazón... Pero no tenemos tiempo para mucho más. aun así prometo esforzarme para no decepcionarte y no hacerte daño nunca. Para mí eres un regalo: ahora como sumisa y después como compañera en la misión. Y quiero que veas en ti lo mismo que yo ya veo. No quiero que cambies nada de ti, solo que descubras nuevas facetas, en aquello en lo que puedes convertirte cuando te liberes. Quiero que te descubras como una inmensa mujer, única y especial. Dueña de su sexualidad y segura de quién es en la vida. El único espejo en el que te debes mirar es en el de Cleo Connely. ¿Ha quedado claro mi papel?
No es solamente una novela romántica. Obviamente, hay un romance entre Lion y Cleo, que es obvio desde el primer momento, pero detrás de su amor, del sexo que puedan compartir, de la instrucción que Lion le da a Cleo para meterla en el mundo del BDSM hay una increíble trama. Y eso es algo que en muchos libros cuesta encontrar. Un thriller que implica no solo el sexo y el amor, sino también mafias, drogas y tráfico de humanos. Todo, escondido tras un torneo en el que Lion, Leslie y Nick como agentes del FBI y Cleo como hermana de Leslie y futura agente, se infiltran para descubrir quien se esconde tras todo.
Aun así, siempre creyó que la gente del BDSM estaba mal de la cabeza.
Pero allí había gente muy cuerda y competente; con gustos sexuales excéntricos y dominantes, sí. Pero no había psicopatías de ningún tipo, no había demencias.
Les gustaba dominar y someterse.
Punto y final.
Una novela totalmente recomendable, por todo lo que te hace sentir y te hace vivir. La intriga hasta el final del libro, la angustia de no saber qué ha pasado con Leslie, el amor que, al igual que Cleo, sientes por Lion... Tantos sentimientos encontrados... Y es que, Lena lo ha vuelto a conseguir. Ha vuelto a crear un personaje que me ha robado el corazón y la razón... Y es que, si yo fuera Cleo, también dejaría que Lion fuera mi amo y todo lo que él quisiera. 
La dominación y la sumisión iban mucho más allá. ella estaba en un auténtico torneo, con parejas de auténticos amos y sumisos; y lo que hacían ahí era de todo menos una novela romántica. Y, sin embargo, hacían todo eso porque confiaban en los demás a ciegas. ¿Y eso no era un tipo de amor? Entregarse, darse de aquella manera... Guau, era estremecedor.
Sinceramente, tengo que decir que, al igual que ves desde el inicio el amor que va a haber entre los dos o imaginas lo que puede existir entre otras parejas, Lena consigue sorprenderte con todos los detalles que aparecen. Quizás no entre Cleo y Lion pero... Sharon? Prince? Nick? Sophistication? Markus? Quien diría todo lo que se esconde detrás de esos personajes? Nadie! Hasta que atas cabos, deduces quien es quien, su relación y no puedes más que sorprenderte y quedar con la boca abierta de par en par.
El amor no era cosa de tamaños ni de pelajes.
Ni de géneros ni de especies.
El amor era un juego de fantasías y realidades.
De lágrimas de dolor y placer.
De dar y recibir.
El amor, el auténtico, era dejarse guiar por la persona amada con los ojos vendados y las manos atadas, y tener la capacidad de entregar las riendas sin miedo a equivocarte. No había mayor acto de sumisión que rendirse al verdadero amor.
Y tarde o temprano todos nos sometemos. ¿No creéis?
Y el león cayó sometido por el camaleón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada