Sorpréndeme - Megan Maxwell

17 nov. 2013


Megan Maxwell es el seudónimo bajo el que escribe Carmen, una romántica empedernida. Nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España. Concretamente a Madrid, donde su familia las recibió con los brazos abiertos. En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nunca le gustaron las féminas modositas.

Como Megan siempre dice: "Para mí escribir es soñar". Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil, está obsoleto y anticuado.

Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.

Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, su perro Drako y su gato Romeo. 

Título original: Sorpréndeme
Saga: Spin-off de la Saga Pídeme lo que quieras
Categoría: Novela romántica erótica
Editorial: Erótica Esencia
Páginas: 432
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento: 
Björn es un atractivo abogado a quien la vida siempre le ha sonreído. Es un hombre ardiente, alérgico al compromiso, pero al que le encanta disfrutar de la compañía femenina en sus juegos sexuales. 

Melanie es una mujer de acción. Como piloto del ejército americano está acostumbrada a llevar una vida al límite, sin embargo, su principal misión es la de luchar como madre soltera por sacar adelante a su hija.

Cuando el destino los pone cara a cara, la tensión entre ellos se hace evidente… Pero lo que en un principio fue un encuentro hostil, poco a poco irá convirtiéndose en una atracción irrefrenable. ¿Conseguirán estos dos titanes llegar a entenderse?

Opinión personal:
La gente que me conoce sabe que para mí la trilogía Pídeme lo que quieras no es, ni de lejos, el mejor libro de Megan. En mi opinión, el compartimiento entre Jud y Eric con sus amigos o con desconocidos, amándose tanto es algo que no puedo llegar a entender. Pienso en como me sentiría yo compartiendo a quien quiero y no me creo que pudiese disfrutarlo como lo hacen ellos, por eso se me hace algo difícil leer ese tipo de escenas, por el amor que se demuestran pese a estar con otros.

Si la trilogía Pídeme lo que quieras tenía algo bueno, bueno no, buenísimo ese era Björn. Desde la primera escena en la que apareció que ese HOMBRE me tenía intrigada. A medida que iba apareciendo me gustaba más hasta que leía más la trilogía para saber cosas de él que no por los verdaderos protagonistas. Así que mi alegría fue enorme cuando supe que iba a salir un libro solamente sobre él. Y más sabiendo que en mi mente, como en la de Megan, Björn tiene el aspecto del modelo David Gandy. También es cierto que a parte de la alegría, tenía mucho miedo a que me decepcionara. Ya se sabe, cuanto más se quiere una cosa, más expectativas y luego... 

Pero no, Megan no me ha decepcionado. Con Sorpréndeme solo he conseguido enamorarme más de Björn, si eso era posible, de su personalidad, de su sonrisa, sus bromas, del amor que siente por Mel y de como intenta luchar por ella. Por otro lado, la fuerza guerrera que muestra Mel contrapuesta con la amorosa madre que es con Sami y lo cariñosa que puede llegar a ser y eso ha hecho que me encandilara con ella. Aunque, sin lugar a dudas, quien ha robado mi corazón (a parte de Björn, pero ese era obvio) es la pequeña pinsesa Sami, con sus coronas de princesa, sus sonrisas... 

Y aunque parezca contradictorio con lo que he puesto al inicio, las escenas de sexo me han gustado (y como diría Miyu, las he gozado muy fuerte). Primero, porque puedo entender que a la gente le guste el morbo y experimentar en el sexo con tríos, orgías... sea con hombres o con mujeres. Segundo, porque cuando Björn empieza a sentir algo más fuerte por Mel se pone celoso con la idea de compartirla con otros, la quiere solo para él y eso lo veo mucho más razonable. Estando él libre le gusta jugar y compartir, pero cuando hay amor de por medio la quiere para él, aunque en ocasiones sigue jugando. Y tercero, porque la mayoría de escenas de sexo compartido son sin amor entre ellos. Me explico, sí que se quieren, pero ninguno de los dos lo acepta, todavía no saben los sentimientos del otro, por tanto lo veo como sin amor. Quizás eso es lo que más me molestó en Pídeme lo que quieras, que amándose los dos, les guste estar con otros. No para un trío, que al final termina la pareja unida de alguna forma, sino cuando hacen los intercambios de pareja y mientras tienen sexo con otros solo son capaces de mirar a su pareja y decirse palabras de amor. eso me parece bastante violento y contradictorio. Como eso no pasa en este libro, entonces quizás por eso, por esa falta de compartimiento con amor lo he disfruta mucho más. 

Un aspecto que me parece algo sorprendente es la facilidad y la aceptación que parece que todo el mundo tenga de este tipo de juegos. No sé como es en la realidad, seguro que hay locales de este tipo, pero no sé si la gente realmente es capaz de hacer esto con amigos de hace años y luego no tener problema en tener una relación normal fuera de la cama. Por ejemplo, si yo fuera Mel, saber que Jud ha estado jugando con Björn y viceversa, no creo que pudiese tener la misma relación con ella que si no hubiese pasado eso. Quizás solo es porque nunca he vivido eso pero... la relación entre las personas suele cambiar siempre cuando hay sexo de por medio. 

A lo largo de este libro ha habido muchas escenas con las que he reído un montón, sobretodo gracias a Sami y todos esos sms a escondidas entre Björn y Mel. También  Megan me ha hecho llorar con la historia de los dos, su pasado y su presente, me ha hecho disfrutar pero también creo que cuando Björn tiene que perdonarla... se hace un poco largo. No me gusta mucho la forma en la que Mel se arrastra tras él una y otra vez. Que Björn se merece una disculpa por la mentira que le ha dicho, es cierto, pero creo que el desprecio con el que la trata a ella es demasiado, pero supongo que de esta forma la reconciliación luego es muuuucho mejor. Pero de verdad, ha habido ocasiones en las que te daban ganas de ir a los dos y gritarles:¡¡Dejad de pelear que los dos os queréis!!

Y para finalizar, me gusta el final. En la presentación de Barcelona, dijeron que querían boda, más hijos entre los dos, una segunda parte pero la historia de Björn y Mel es actual, la gente ahora simplemente se quiere y vive junta. ¿Qué problema hay en eso? ¿Para qué siempre tiene que haber una boda? Eso es solo para hacer una fiesta y dejarse un dineral. Que haya ese papel de por medio no implica que haya más amor entre la pareja. Así que, para mí, es un estupendo final. ¿Me quedo con más ganas de Björn? ¡OBVIAMENTE! Nunca hay suficiente de este hombre pero, para algo tenemos la imaginación, ¿no?

2 comentarios:

  1. Muy buena reseña. A mi también me encanta Björn y tenía grandes expectativas con el libro, pero no me ha defraudado!

    ResponderEliminar
  2. Opino lo que tú sobre todo en que es muy fácil encontrar a gente para hacer tríos (como en los pueblos de Asturias xDDD) eso fue grande XDDDDDDDDD. Aún así el libro me ha gustado más que "la saga principal" <3
    Yo SÉ que hay un problema ahí con el compartimiento con o sin amor xDDDDDDDDDDD a mí eso sabes que no me molesta, pero sí, opino lo mismo, que "es raro" entre amigos (es que hay amistades tope de estrechas, eh xDD).

    Sí! Yo me he quedado también "con ganas de más" pero no quiero otro libro, simplemente es que deja muy buen sabor de boca <3 (ojalá nosotras poder hacer esta frase realidad DE FORMA LITERAL XDDDDDDDDD).

    ResponderEliminar