Adivina quién soy - Megan Maxwell

17 may. 2014

Megan Maxwell es el seudónimo bajo el que escribe Carmen, una romántica empedernida. Nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España. Concretamente a Madrid, donde su familia las recibió con los brazos abiertos. En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nunca le gustaron las féminas modositas.

Como Megan siempre dice: "Para mí escribir es soñar". Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil, está obsoleto y anticuado.

Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.

Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, su perro Drako y su gato Romeo.

Título original: Adivina quién soy
Saga: Primer libro de la bilogía Adivina quién soy
Categoría: Novela romántica erótica
Editorial: Escencia
Páginas: 448
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Resumen:
Yanira trabaja de cantante en los hoteles de Tenerife. Está soltera y vive rodeada de su familia. Su vida es plácida y, en cierto modo, acomodada. Pero a Yanira le gusta experimentar cosas nuevas, y decide adentrarse en el mundo de los intercambios de pareja. En uno de los bares que frecuenta conoce a un italiano que le enseñará que el sexo va mucho más allá de lo que ella conocía hasta el momento. 

Un año más tarde se traslada a Barcelona y comienza a trabajar de camarera en un crucero de vacaciones llamado Espíritu Santo. En el barco también está Dylan, un atractivo empleado de la sección de mantenimiento que apenas le hace caso, a pesar de las continuas sonrisas de Yanira. Lo que ella no sabe es que la observa más de lo que cree, y aunque los malentendidos que surgen entre ellos le hacen pensar lo contrario, la atracción que sienten les hará encontrarse y compartir un sinfín de juegos morbosos, divertidos y sensuales. 

Adivina quién soy es una divertida comedia erótica en la que las sonrisas brotarán a raudales de tu boca y donde tú misma te sentirás en la piel de la protagonista.

Opinión personal:
Primero de todo, quiero comentar algo sobre el argumento del libro. Sinceramente, al leerlo pensé que Megan haría el libro igual o muy parecido en el tema sexual que el de Pídeme lo que quieras. Cuando el argumento insinúa juegos entre la pareja, el local de intercambio... da a entender que va a ser del mismo estilo y no estaba muy convencida de leerlo por ello. Quien me conozca ya sabe mi opinión sobre el sexo compartido cuando hay amor. Así que para aquellas a las que eso hace que no quieran leerlo, que no se dejen engañar, porque en ningún momento hablan del mismo tipo de juegos, más bien en este caso son "juegos" de roles entre solamente ellos dos. 
No soy una princesa que busca a su príncipe azul, especialmente porque creo que los príncipes no existen y, de ser así, desde luego yo no los veo.
Puntualizado esto, que me parece importante ya que un resumen de un libro es lo que guía a la persona a leerlo o no (junto con otros aspectos, pero ese es bastante importante para decidirte) decir que gracias a que no tratara justamente de ese tema, el libro me ha gustado. Quizás le falte más erotismo, más sexo, ya que, pese a ser un libro erótico, lo he visto bastante light en ese aspecto, pero tiene la esencia de Megan que lo hace especial en sus personajes, en sus ambientes, en sus encuentros. Sobretodo me encanta ese carácter romántico de él. Siempre solemos ser las mujeres las románticas, las que dicen ñoñerías, las que se ponen más tiernas y dicen todo tipo de palabras llenas de amor, de sentimiento. Es como que a nosotras se nos da mejor hablar de los sentimientos. Me gusta que esta vez sea al contrario, que sea él el que le dice todas las palabras bonitas que puedas imaginar, todo de preciosas frases que te hacen derretir de amor por él.
-En mis ojos, fuiste mía desde el momento en que te vi en el Starbucks con tu amiga. En mi mente, eres mía desde que trabajabas en las cocinas y te vi sonreír. En mi cabeza, eres mía desde que probé la nata que tenías en la boca aquel día que te caíste. En mi corazón, eres mía desde que, como una leona, me hiciste el amor en el almacén. Y en mi vida, eres mía desde que hoy te he tenido para mí y me he dado cuenta de que eres mi mujer. 
Algo que también me parece remarcable y destacable y que me ha hecho sentir mejor con la situación y que, creo que se adhiere mucho al momento actual es el hecho de que Yanira, pese a tener sus 27 años, sigue viviendo en casa de sus padres. Y no solo ella, sino que también sus tres hermanos mayores viven juntos en una pequeña casa. Muchas de las novelas de Megan te muestran mujeres independientes, en sus propios pisos, viviendo solas, con su trabajo... Pero realmente con la crisis que hay en este momento, muchas de las chicas de la edad Yanira siguen teniendo que vivir en casa de la familia por no poder mantenerse solo, por no poder pagar un alquiler, unas facturas cada mes. Y eso, es algo que te hace sentir el personaje todavía más cercano a ti. Y hablando de la familia de Yanira, me he hecho fan incondicional de la abuela Ankie. Quiero conocer a esa mujer porque debe ser algo increíble y asistir a uno de sus conciertos ya debe de ser... ¡alucinante!

Sinceramente, sé que este es el primer libro y que falta todavía una segunda parte, por lo que me faltaría información para poder hacer una valoración total pero, en general tengo la sensación que este libro pasa demasiado deprisa todo. Sí que la parte inicial es más lenta, cuando se ven por primera vez, como ella intenta encontrarlo, hablar con él, mantener algún tipo de conversación más allá de un: hola y adiós y todo el roce que hay entre ellos dos al inicio me gusta. La forma en que se buscan y a la vez se rehuyen. Como es ella la que toma la iniciativa y lo acorrala, lo busca, lo quiere para ella. Este juego entre los dos me gustó, me divertí muchísimo pero por otro lado, una vez los dos empiezan a verse todo es rapidísimo.
-[...]Yanira, con este hombre te digo yo que las seis fases del orgasmo las cumples a rajatabla.
Me río. No sé a qué se refiere con eso de las seis fases y ella me lo aclara bajando la voz.
-La primera es la que se denomina asmática y es cuando dices lo de "¡Ah... ah...!". La segunda es geográfica: "¡Aquí... aquí!". La tercera, matemática: "¡Más... más!". La cuarta, religiosa: "¡Ay, Dios mío!". La quinta, suicida: "¡Ay, que me muero!". Y la sexta, y no menos importante, la homicida, que es cuando le sueltas: "¡Si te paras, te mato!".
Hay una cosa que quiero añadir y que quizás sea un poco spoiler, aunque es bastante obvio que termina así, porque la mayoría de libros románticos lo hacen. Es un hecho que me sorprendió bastante ya que tanto Yanira como Rodrigo, ambos tienen una clara postura contra el matrimonio. Entonces, digo yo, ¿cómo unos meses después de conocerse, él ya le pide matrimonio y ella acepta? Me parece algo un poco contradictorio, es como que pierden sus principios y sus creencias ¿no? Entiendo que quizás el amor que sienten les haya hecho cambiar pero ¿de forma tan radical?

Y ya por último... ¿cómo puede terminar así el libro? DIOS, necesito saber como continúa porque ese final... Necesito saber como continua todo. Estoy deseando tener la segunda parte del libro ¡YA! Si lo sé, me espero un poco y los leo los dos del tirón porque.. ¿cómo puede dejarnos así?

No hay comentarios:

Publicar un comentario