Te esperaré toda mi vida - Megan Maxwell

16 ago. 2014

Megan Maxwell es el seudónimo bajo el que escribe Carmen, una romántica empedernida. Nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España. Concretamente a Madrid, donde su familia las recibió con los brazos abiertos. En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nunca le gustaron las féminas modositas.

Como Megan siempre dice: "Para mí escribir es soñar". Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil, está obsoleto y anticuado.

Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.

Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, su perro Drako y su gato Romeo.

Título original: Te esperaré toda mi vida
Categoría: Novela romántica time travel
Editorial: Eride Ediciones
Páginas: 308
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Resumen:
¿Qué ocurriría si una mujer de siglo XXI, como tú, viajara en el tiempo al siglo XVII?

Averígualo sumergiéndote en las páginas de esta novela de la mano de Montse y sus dos amigas, Julia y Juana; unas españolas afincadas en Londres.

Una rifa, un premio, un viaje, una ciudad: Edimburgo. Tierra de leyendas y escoceses. Allí, en aquel momento, en aquel lugar, ocurrirá algo que cambiará para siempre la vida de la protagonista y sus amigas.

¿Quieres saber qué pasa? ¿Te apetece sonreír y divertirte? ¿Deseas enamorarte?

Entonces, no tienes más remedio que abrir el libro y ponerte cómoda. ¡Disfrútalo!

Opinión personal:
Los que me conocen, saben que soy fan de Megan Maxwell y que cada libro nuevo que sale intento hacerme con él lo más rápido posible pero, aunque pueda parecer increíble, este libro hace más de un año que lo tengo en casa y no sé aún porqué nunca lo había leído antes. Supongo que salieron novedades y el libro quedó ahí hasta que hace unos días lo encontré de nuevo y empecé su lectura.
-¿Por qué no habéis ido a Perth con todos? -Preguntó Declan.
Volvió a estornudar, aunque esta vez silenció el ruido todo lo posible, llevándose el pañuelo a la boca. La voz sonó tomada cuando contestó.
-Tengo un trancazo del quince...
-¡¿Trancazo del quince?! -Preguntó soprendido- ¿Qué enfermedad es esa?
Escuchar aquello consiguió que una risotada despreocupada saliera de la garganta de Montse. Él la miró con una amplia sonrisa.
Y lo que me alegro de haberlo encontrado y haberlo leído. Sin lugar a dudas, mi libro favorito de Megan es Deseo concedido, por el hecho de estar ambientado en esa época, pero a la vez hacer mujeres tan valientes, poderosas y luchadoras. Adoro a los highlanders, los paseos a caballo o en carruaje, viviendo en castillos y pequeñas aldeas... Así que era imposible que esta novela no me gustara.

Tengo que decir que al principio no estaba muy segura sobre ello, esto de viajar en el tiempo, cambiando de época a una tan diferente sobretodo en mentalidad, tecnologia, el papel de la mujer... Eso me hizo dudar un poco, pero Megan consiguió que me enamorara de todo ello, de todos sus personajes, de la época, de esos paisajes... de TODO.
-Escúchame, cariño, te creo. Sé que lo que me cuentas es lo más disparatado que he escuchado en mi vida, es tu vehemencia lo que ha conseguido convencerme. Permíteme gozar de ti el tiempo que nos quede y, cuando ese maldito hechizo nos separe, quiero que siempre recuerdes una cosa.
-¿El qué? -susurró Montse al punto del llanto.
-Que yo, Declan Carmichael, te esperaré toda mi vida.
Eso sí, al inicio me liaba un poco con los nombres, Juana, Julia y Montse y sus sobrenombres en ese cambio de época. Tener dos nombres para cada una de ellas me costó asociarlos a cada una de ellas. Pero quitando a eso, Megan ha vuelto a demostrar que puede sacarme una sonrisa, unas lágrimas y un montón de sentimientos con uno de sus libros. Y esta vez, no han sido unas pocas lágrimas, porque hubo un momento en que me desgarró el corazón, en que realmente creí que todo acabaría de la peor forma y las lágrimas no dejaban de bajar por mi rostro de forma desesperada, a nivel de no poder seguir leyendo. Fueron varias páginas las que sufrí un montón pero la verdad, el sufrimiento valió la pena porque es un libro increíble. Sinceramente, me ha enamorado y ha pasado a ser de mis favoritos de ella.
Cuando me mires a los ojos y escuches el latido de tu corazón, sabrás que soy yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario