El amante demonio - Juliet Dark

17 feb. 2015


Juliet Dark (cuyo verdadero nombre es Carol Goodman) estudió en el Vassar College, donde su asignatura preferida era el latín. Tras enseñar esta lengua durante varios años, obtuvo un máster en Ficción. Sus escritos han sido publicados en diversas revistas literarias.

Como Carol Goodman ha sido nominada dos veces al premio IMPAC, el Mary Higgins Clark y el Nero Wolfe. Con La seducción del agua obtuvo el premio Gammett.

Vive en Long Island, Estados Unidos.

Título original:  The demon lover
Saga: Primer libro de la trilogía Crónicas de Fairwick
Categoría: Novela romántica fantástica
Editorial: Vergara
Páginas: 443
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
Desde que aceptó un puesto como profesora en la remota Universidad de Fairwick, Callie McFay ha experimentado todas las noches el mismo inquietante sueño: un desconocido surge de la bruma para seducirla y llevarla al éxtasis.

Quizá esos sueños sean el resultado del interés de Callie por los cuentos de hadas escabrosos y la literatura gótica, que la ha llevado a escribir un libro sobre el tema y a elegir como vivienda una antigua mansión victoriana en el propio Fairwick, de la que se enamoró nada más verla. Pero Callie pronto comprende que sus sueños son alarmantemente reales.

Tiene un amante demonio –un íncubo– que parece empeñado en seducirla una y otra vez hasta quitarle la vida..

Opinión personal:
Este libro llegó a mis manos gracias a una amiga que me lo regaló estas Navidades. Sinceramente, no había leído nada de Juliet Dark, ni había oído hablar sobre el libro, pero la portada era preciosa y el argumento parecía estar bien y además todo lo que es fantasía, paranormal, romántica... es un género que me encanta.
Abrí los ojos y vi que la sombra se escabullía con la rapidez de una marea, dejándome mojada y agotada como a una náufraga. Al fin comprendí lo que me había sucedido. No me había visitado William Dougall ni ningún mortal, sino un íncubo. El demonio amante de los mitos.
Personalmente, es un libro que me ha costado bastante engancharme a él. Al inicio se me hacía algo pesado, algo lento y aunque ya iba leyendo, no fue hasta llegar hacia la página 200 más o menos cuando noté que empezaba a engancharme un poco y a partir de ahí si que empecé a disfrutar algo más de la lectura.
Pero mientras lo veía disolverse supe que era precisamente esa oscuridad lo que me atraía, lo que deseaba incluso más que la criatura civilizada en que se había convertido para ganarse mi amor.
Tengo que decir que como argumento, me ha gustado, su forma de escribir también, pero después no consigue que realmente te intrigue, aunque quiera intentarlo, es demasiado previsible la historia. Sabes mucho antes de que te lo cuente todo lo que va a pasar. Y lo bueno de un libro, en parte es tener esa intriga sobre qué pasará, como se solucionará, y si todas las hipotesis que te has planteado se cumplen o no. 

A parte de eso, creo que es algo surrealista que ella pase de no conocer nada sobre el mundo de la magia a descubrir que todos los seres paranormales de sus cuentos existen y ni siquiera se sorprenda, ni dude ello. Lo acepta como si fuera lo más normal, como si fuera su día a día. Igual que acepta que mucha de la gente que la rodea es parte de ese mundo paranormal. Creo que me faltaría un poco más de adaptación de ella al mundo que sus padres le crearon en cuentos durante su infancia.
Desde el momento en que vi la negrura que había tras sus ojos, una parte de mí ha estado sumida en esa oscuridad... A menos que me enfrente a él nunca me sentiré entero de nuevo.
Pero no todo sobre este libro es malo. Tengo que decir que, en general los personajes me han gustado. Si es cierto que solo se centra en unos pocos: Callie, Paul, Nikki, el amante demonio... a los que conoces más profundamente, no solo físicamente, sino también de personalidad, su pasado, su historia. Y, exceptuando a Paul que realmente me cae mal y algunos aspectos de Callie que no terminan de convencerme, son personajes que me han gustado, están bien creados, con personalidades bien definidas y su propia historia cada uno. 
-Los diamantes me recuerdan a la nieve iluminada por la luna la víspera de Año Nuevo -dijo, y se inclinó para susurrarme algo al oído-: y la esmeralda es del color de tus ojos cuando hacemos el amor.
Sentí la calidez de su aliento recorrerme la espalda.
-Pues entonces será mejor que me lo quede -dije, con voz temblorosa de deseo-. No puedo dejar que nadie más lleve consigo esos recuerdos.
Pese a todo eso, sí que tengo que decir que al terminar el libro me he quedado con algunas dudas, algunas pequeñas intrigas. Aunque sé la respuesta a la mayoría (o la intuyo) sí que tengo curiosidad por como se van a desarrollando y, la verdad, por ver qué pasa con ese amante demonio. Quiero saber si va a volver, que supongo que sí, o si realmente ha desaparecido. Así que, si en España salen a la venta los siguientes libros de la trilogía, los leeré, aunque no vayan a ser mi prioridad. 
-Todos estos libros que lees y sobre los que escribes, tus romances, ¿crees que dicen la verdad sobre el amor? -cogió una copia de Evelina de la estantería y añadió-: ¿Podría alguien leerlos para aprender a estar enamorado?-No son manuales de instrucciones. [...] No hay ningún manual. La gente aprende con la experiencia. Se precisa tiempo. No se puede estudiar como si fuera economía o aprendieras a tocar el piano...

No hay comentarios:

Publicar un comentario