Encontrando a Silvia - Elisabet Benavent

13 feb. 2015

Elísabet Benavent (Valencia, 1984) es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Cardenal Herrera CEU de Valencia y máster en Comunicación y Arte por la Universidad Complutense de Madrid. En la actualidad trabaja en el Departamento de Comunicación de una multinacional. 

Su pasión es la escritura. La publicación en 2013 de sus novelas En los zapatos de Valeria, Valeria en el espejo, Valeria en blanco y negro y Valeria al desnudo se ha convertido en un éxito total de crítica y ventas con más de 120.000 ejemplares vendidos. Los derechos audiovisuales de la saga Valeria se han vendido para televisión. 

En la actualidad se ocupa de la familia Coqueta y está inmersa en la escritura. 

Título original: Encontrando a Silvia
Saga: Segunda parte de la bilogía Silvia
Categoría: Novela romántica chick-lit
Editorial: Suma de letras
Páginas: 352
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
Y tú ¿serías capaz de ignorar lo que te dicta el corazón? 

Silvia necesita estar al lado de Gabriel, saber que está bien. 

Pero Gabriel no cree en el amor; no como Silvia. 

Silvia tiene problemas con Álvaro cuando recibe una oferta irrechazable. 

Silvia busca señales; desea encontrarse. 

Pero el lado oscuro de la fama y una personalidad autodestructiva la pondrán a prueba. 

Elísabet Benavent, autora de la exitosa saga Valeria, completa en Encontrando a Silvia esta historia en la que la verdadera pasión, el amor, los impulsos y las decisiones que cambian vidas se entremezclan con la soledad de la fama, con las malas compañías y con las drogas. Un relato maravilloso acerca de lo que significa amar sin límites que te hará perseguirte y encontrarte, y volverte a enamorar de nuevo.

Opinión personal:
Ahora que he terminado la segunda parte de esta bilogía solo puedo decir que no tengo palabras para describirlo. Si el primer libro estuvo bien, me gustó y me enganchó, este ha sido totalmente una adicción. No podía soltar el libro, y no podía creerme todo lo que iba pasando. Es más, creo que todavía estoy en shock después de haberlo leído.
-Da igual las vueltas que demos al mundo corriendo detrás del sol para que no se ponga nunca, Silvia. Creceremos, como los demás. No somos inmunes al tiempo.
Sinceramente, creo que, si mal no recuerdo, es uno de los libros con los que más he sufrido, con el que más he llorado y con el que peor lo he pasado, llegando a sentir el sentimiento de ausencia, de dolor, de tener el corazón roto, como si me lo hubiesen destripado por dentro. De pasar horas llorando sin parar, dormirme llorando y despertando igual. Creo que ningún otro libro ha llegado a causar ese efecto en mí y es lo que Encontrando a Silvia ha conseguido.
Nunca he podido decirte que no te quiero porque es la única mentira que soy incapaz de decir. ES lo único valioso de mi vida: quererte. Sin eso, nada hubiera valido la pena.[...]Eres la única persona que me ha hecho creer que tengo algo bueno dentro. Contigo he tenido una amiga, una madre, una amante, una compañera, magia y todo lo que cabe en el amor que te tengo, que es inmenso. Al final, mírame, me voy creyendo. Has sido el amor de mi vida. Y el muchacho que fui te da las gracias, porque le devolviste la fe. 
Si en Persiguiendo a Silvia podemos leer la historia entre Álvaro y Silvia, en este nos encontramos con la historia de Silvia con Gabriel. Sin duda, Gabriel me enamoró en el primer libro, y en este segundo no ha dejado de hacerlo, pese a todas sus actuaciones, pese a su comportamiento que puede que durante un pequeño instante pienses: ¿cómo puedes hacer eso? Pero, aunque no lo justifico para nada, puedes llegar a entender sus sentimientos, porque su amor, va más allá de todo, el amor que ellos dos sienten es lo que les hace seguir adelante, lo que consigue que el otro y ellos mismos sean mejores.
-Estás loco.
-Por ti, por cómo te ríes. Loco por la forma en la que te mueves cuando hacemos el amor, por el brillo de tus ojos, por cómo me miras, por lo feliz que me hace el simple hecho de despertarme a tu lado.
Me di la vuelta para mirarlo.
-Moñas.
-Cásate conmigo -repitió con una sonrisa-. Vestida de blanco y de largo o con aquel vestido de lentejuelas que llevaste en nuestra primera boda; en el lugar más bonito del mundo o en el jardín de esta casa. Donde quieras y como quieras, pero hazlo. 
También tengo que decir que en Persiguiendo a Silvia llegué a odiar mucho a Álvaro, me caía realmente mal. En este libro, quizás puede decirse que me ha caído algo mejor. Su comportamiento con Silvia cambia radicalmente, ya no es ese ser frío incapaz de querer, ahora parece estar más por ella, por sus necesidades. Y también tengo que decir, que lo que finalmente le hace Silvia, no me parece muy bonito. Me parece aprovecharse de él, de sus sentimientos. Pese a que estoy segura que él es consciente de que lo hace por la frase que siempre le dice.
-Me acuerdo todos los días de la sensación de abrazarte debajo del agua de la ducha y de esa cara que pones después de tomarte un café, como si todo lo demás careciera de importancia ya. No pasa un día en que no me arrepienta de haberme callado cuando mi madre te faltó al respeto. Creo que te dejé porque sentía demasiada vergüenza por ello. Eres la medida a partir de la cual mido las cosas; las que me pasan, las que siento, hasta la intensidad de la luz. Estoy tan enamorado de ti que me dueles por dentro. Inevitablemente, todas las noches me acuerdo del brillo que la lámpara de mi mesita de noche daba a tu pelo cuando hacíamos el amor. He tardado tres años en decirte te quiero porque soy imbécil y tú demasiado buena para mí, así que tengo que dejarte ir. Pero no me pidas que no espere que vuelvas.
Ya en el primer libro me sentí muy identificada con Silvia, pero en este todavía me he sentido más, sobretodo en el momento en que tapa todos sus sentimientos y solamente actúa por inercia, actúa para que sus amigos, su familia, no vea lo destrozada que realmente está. Cuando empieza a vivir solo porque es lo que toca, sin ser capaz de disfrutar realmente de la vida.
-Gabriel dice que encontrarnos en una playa en plena madrugada cuando los dos estábamos destrozados no fue coincidencia; él lo llama destino. Dice que nos enamoramos muy pronto, antes incluso de casarnos como dos locos. Dice que le salvé la vida, que lo traje de vuelta cuando estaba muerto y que alguien debería escribir un libro sobre nuestro amor. Que soy la mano que le mece, que le sistiene, que le acompaña y que él es el hombre que me llena, me completa. Si no nos hubiéramos encontrado, Gabriel estaría muerto y yo tendría una vida gris con alguien a quien quise pero no amo.
Pero como buena historia de amor, el amor verdadero puede con todas las barreras que se encuentran de por medio. Realmente me alegro mucho de haberle dado una oportunidad a esta saga que me ha robado el corazón, al igual que han hecho sus personajes, y estoy deseando poder leer más de esta autora y seguir conociendo su trabajo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario