La decisión de Becca - Lena Valenti

27 oct. 2015

Lena Valenti nació en Barcelona en noviembre de 1979. Lectora profesional y especializada en novela romántica, escribe desde que tiene memoria. Trabajó durante varios años en Prensa y Comunicación de Casa del Libro.

Es la autora que ha revolucionado el género en nuestro país, la más vendida del género romántico en España en lengua castellana. Su Saga Vanir ya va por la friolera cifra de 50000 ejemplares vendidos solo en TRADE (Editorial Vanir) en dos años.

Random compró los derechos para sacar toda la saga en DeBolsillo Bestseller con excelentes resultados. Lena es la autora más reconocida y de proyección más internacional hasta el punto de que otros países fuera de España se han interesado en sus libros.

Este año 2012 la Saga Vanir llega a Italia, Alemania, Bulgaria, Argentina y México, y se están negociando la traducción a otros países más. Su Saga Vanir ha trascendido la barrera de las letras de tal modo que hasta se hacen fiestas nacionales en su honor. Se ha rodado un DVD documental para explicar el fenómeno, y en setiembre del 2012 sale a la venta en toda España, traducido también al inglés.

Y como colofón, está en curso una guía oficial ilustrada de la Saga que va a reventar el estilo hasta ahora vistos tanto en cómics inspirados en novelas románticas como en Guías oficiales de las mismas.

Título original: La decisión de Becca
Saga: Tercer libro de la trilogía El diván de Becca
Categoría: Novela romántica contemporánea
Editorial: Plaza&Janes
Páginas: 400
Ficha técnica
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
Becca, una psicóloga mediática que sigue métodos poco ortodoxos, y Axel, su guapísimo pero inescrutable cámara, viven intensa y apasionadamente algo que es cualquier cosa menos una historia de amor convencional.

El diván de Becca ha sido un éxito en televisión. Lo que no va tan bien es la relación de idas y venidas entre Becca y Axel, un cañón, un dios del Olimpo, pero borde y perdonavidas, que la vuelve literalmente loca, sobre todo cuando le deja ver su verdadera cara: un hombre protector, cálido y con un gran corazón. Pero ¿qué le sucedió a Axel en su pasado para comportarse de esa forma tan desagradable con ella? Además de este misterio, se le suma la noticia bomba de Carla y Eli y la propuesta de los productores americanos para comprar los derechos del diván y llevar su caravana por Estados Unidos. Becca afrontará los acontecimientos con optimismo, y lo dará todo por sus pacientes y por Axel, aunque la situación se vuelva insostenible y el peligro que la acecha no solo amenace su vida, sino el futuro de su historia de amor.

Pero la empática Becca también tiene sus problemas... y quizá deba ser ella quién se siente en el diván de una vez por todas y empiece a tratar sus propias fobias para encarar su decisión más importante. La elección definitiva.

Opinión personal:
Después de un poco de espera para cada una de las partes de esta trilogía, ya ha llegado el esperado desenlace y la verdad es que tengo que agradecer que hayan sacado la trilogía en un lapsus de tiempo tan corto de forma que la espera no haya sido demasiada. Y aún así, tener que esperar por cada uno de ellos a que saliera en papel me ha desesperado mucho. Al inicio dije que mi primera intención iba a ser esperar a que salieran todos y así poder leerlos sin necesidad de esperas pero, al final no he sido capaz. Me hice con el primero y una vez en casa, no pude dejarlo apartado para más adelante, tuve que empezar a leerlo, y luego ya necesité el segundo y así con cada uno de ellos.
Yo, que soy especialista en tratar fobias, nunca traté la mía. Tenía fobia al verdadero amor. Estaba convencida de que manteniendo una relación amable, que no arriesgara ni mi cordura ni mi corazón, sería feliz. 

Menos complicaciones. Todo bajo control. Pura patraña de cobardes. 
Ahora que ya los he terminado, puedo decir que esta saga me ha encantado. Me ha hecho reir a más no poder porque entre lo patosa que es Becca y el tipo de terapias que hace, las salidas que a veces tiene Axel, Carla y Eli con su humor y todos los personajes que van apareciendo, es imposible no pasarte la mayor parte de la trilogía riendo. Pero no solo eso, también sufres por cada uno de los personajes que van apareciendo, lloras por lo que ellos sufren, todos tienen sus fobias y las vives con ellos como uno más. Además de la tensión que el acosador crea a lo largo de la trilogía entera. Y como no, el misterio que Axel despierta en todas, querer saber más de este increíble hombre, sobreprotector, misterioso, con un pasado que nadie podía imaginar, muy duro donde todo el mundo le ha decepcionado y dañado pero aún así, ahí está Becca para luchar por él, por ellos y por lo que sienten. Por salvarle de la misma forma que él siempre la salva a ella. Sinceramente, nunca pensé que la historia de Axel fuera tan cruel, que escondiera tantas cosas y se cerrara tanto en banda, ¿quién no lo haría después de sufrir lo que él?
-No, nena. Nosotros no. -me limpia la cara. Sus dedos helados están húmedos. O puede que sea mi cara la que está cubierta de nieve.

Tomo aire por la boca y se me entrecorta por la emoción. Si estoy ahí con él, si las virutas son el infierno y el dolor que siento en la espalda es la vida que corre por mis venas, entonces es que Axel me ha vuelto a salvar la vida.

Por el tema de las terapias, tengo que decir que creo que la mejor, sin duda es la terapia de Roberto y Marina. La verdad es que es la única terapia propiamente dicha que aparece en este tercer libro ya que ocurren muchas otras cosas a lo largo de éste pero creo que es la más completa de la trilogía, la más arriesgada teniendo en cuenta que junta dos personas totalmente opuestas, con problemas muy dispares. Y que tiene que hacer que entre ellos consigan ayudarse para salir adelante. También podemos ver la "terapia" que lleva a cabo Becca con Axel, una terapia muy diferente, al día a día, tratando cada uno de sus traumas, ayudándolo a superar cada pequeño obstáculo, enseñándole a confiar en los demás, en ella. 
-¿Y qué tal te ha ido por ahí abajo? ¿Todo bien?

Axel sonríe y apoya la cabeza en la almohada, al lado de mi cara. Le miro, esperando una respuesta, que no sé si llegará, porque se está quedando completamente dormido.
-Más que bien.
-Me alegro.
-No sabía que podía echar tanto de menos algo que nunca he tenido. —Cierra los ojos.
-Axel…
-Mañana, rizos. Mañana hablaremos.
Su confesión encoge mi estómago. ¿Cómo un hombre tan emocionalmente introvertido puede hablar así? No sé ni qué contestar. Tampoco serviría de nada hacerlo, porque el pobre ha perdido el conocimiento y se ha quedado en coma, a mi lado, en mi interior. Otra vez. No ha habido reproches. No le he echado en cara por qué no me ha llamado, por qué no me ha dicho nada, ni le he preguntado cómo se encuentra… Todo eso está de más, porque ha vuelto a mí. Y eso me da esperanza. Puede que lo nuestro no sea ni tan disparatado ni tan imposible como todo indicaba.
Le cubro con la colcha. Ambos estamos sudados de tantas guarradas como hemos hecho, por eso mejor lo tapo para que no se enfríe. A mí ya me tiene cubierta con su cuerpo. Y no necesito más.
-No tienes que hacer nada más -susurro sabiendo que no me escucha. Le acaricio la nuca, dándole el consuelo que necesita-. Yo ya te he entregado mi corazón, Axel. Hagas lo que hagas con él…, ya he saltado al vacío.
Creo que la parte que más me ha gustado de este libro es como vuelven a aparecer todos los personajes a los que Becca ha tratado, y como todos ellos demuestran el cariño que sienten por ella, por haberles ayudado a salir adelante, a aceptarse a sí mismos, a encontrar la raíz de la fobia y conseguir superarla. Porque cuando ayudas a los demás, después éstos te lo devuelven cuando más lo necesitas. Y bueno, en este libro, aunque ha sido poco su papel, me he enamorado de Noel y de como lo hace todo para ayudar a su amigo a salir adelante, como da la cara por él y por ella. Y es que, al final, todos y cada uno de los personajes que aparecen en la trilogía, te enamoran un poquito, por una cosa u otra, todos consiguen hacerse un hueco y consiguen sacarme una sonrisa al recordar sus historias, sus momentos... 

Para terminar solo decir que es una trilogía muy completa, con mucho sentimiento y mucha psicología. Y creo que a nadie va a dejar indiferente este libro, te hace plantear muchas cosas y hace que quieras superarte a ti mismo, a tus barreras autoimpuestas y salir adelante con una sonrisa, con fuerza y vitalidad y, sobretodo, que nunca te cierres al amor, porque eso es lo más bonito que te puede ocurrir. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario