Pídeme lo que quieras y yo te lo daré - Megan Maxwell

17 dic. 2015

Megan Maxwell es el seudónimo bajo el que escribe Carmen, una romántica empedernida. Nació una fría tarde de febrero en Nüremberg (Alemania). Es hija de una española y americano. Antes de cumplir su primer año de edad, su madre, una toledana muy guapa, hizo las maletas y juntas regresaron a España. Concretamente a Madrid, donde su familia las recibió con los brazos abiertos. En su niñez siempre le gustó leer libros sobre mujeres decididas, valientes y con carácter. Nunca le gustaron las féminas modositas.

Como Megan siempre dice: "Para mí escribir es soñar". Por ello escribe, sueña, inventa y crea historias sobre mujeres de rompe y rasga. Mujeres dispuestas a dejar su pequeña huella en el mundo y demostrar que eso de que somos el sexo débil, está obsoleto y anticuado.

Durante años trabajó como secretaria en una asesoría jurídica. Allí escuchó los problemas de muchas personas, hasta que un día decidió hacer algo con su propia vida. El destino le dio una oportunidad y se lanzó a la piscina dispuesta a conseguir su sueño: publicar sus novelas.

Megan Maxwell vive en un encantador pueblo de Madrid, en compañía de su marido, sus dos hijos, su perro Drako y su gato Romeo. 

Título original: Pídeme lo que quieras y yo te lo daré
Saga: Cuarto libro de la trilogía Pídeme lo que quieras
Categoría: Novela romántica erótica
Editorial: Escencia
Páginas:
Oficial site: Web
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
A pesar de las discusiones que provocan sus diferentes caracteres, el empresario Eric Zimmerman y Judith Flores siguen tan enamorados como el día en que sus miradas se cruzaron por primera vez. Juntos han formado una preciosa familia a la que adoran y por la que son capaces de hacer cualquier cosa. Flyn, aquel niño al que Judith conoció al llegar a Múnich, se ha convertido en un adolescente, y tal como les ocurre a la mayoría de los jóvenes, su vida se complica y afecta a todos los que conforman su entorno. 

El abogado Björn y la exteniente Mel continúan con su bonita historia de amor junto a la pinsesa Sami. Sin duda, la convivencia les ha beneficiado mucho. Pero hay algo que Björn no consigue de Mel: que se case con él. 

Las relaciones de las dos parejas van viento en popa. Se quieren, se respetan, nada parece fuera de lugar, hasta que de repente, personas y sorpresas del pasado irrumpen en sus vidas y lo ponen todo patas arriba. ¿Serán capaces de superar este giro inesperado? ¿Podrá con todo el amor que se profesan?; o, por el contrario, ¿cambiarán sus sentimientos para siempre? 

Opinión personal:
Para empezar, soy de la opinión de que cuando un autor/autora dice: esta saga van a ser X libros, tiene que ceñirse a lo que dijo y hacer esa cantidad de libros. Y no porque sus libros estén teniendo éxito (que me alegro) vaya alargando la trama. Porque si la historia ya está terminada y cerrada no tiene sentido darle más vueltas a lo mismo. Y como éste, hay miles de casos, la verdad, pero este caso creo que ya es abusar porque si no recuerdo mal (que puede ser), iba a ser una bilogía, que se convirtió en trilogía, luego salió el libro de Björn, Sorpréndeme, además de el Kamasutra de Pídeme lo que quieras y ahora este otro libro.

Como he dicho después de leer cada uno de estos libros, porque sí, los he leído todos, vuelvo a repetirme en qué no me convence el compartimento con amor, no tengo problema alguno con ello, pero no soy capaz de imaginar querer como se quieren Jud y Eric o Mel y Björn y después compartir a tu pareja sexualmente con otros. Pero como siempre digo, es mi opinión. La verdad es que cuando leo las escenas de sexo compartido, suelo eliminar la parte amorosa de la pareja en sí, de esta forma lo disfruto más, porque las cosas claras, me encanta la forma en la que Megan describe las escenas sexuales, la sensualidad, la diversidad de juegos, el placer que sienten y como lo disfrutan todos.

Este libro, además de la parte del compartimento ya dicha, me ha parecido bastante largo, algo pesado y muy previsible. Las discusiones entre Jud y Eric se me han hecho muy cuesta arriba. Cada dos por tres se peleaban por cualquier tontería, igual que Björn y Mel. Es más, me ha parecido que en este libro ambas, Jud y Mel, han perdido parte de la fuerza como mujeres que las caracterizaba. Son unas mujeres valientes, que no se callan nada, van siempre de frente y cuando hay un problema lo sueltan. En este libro han pasado más rato escondiendo cosas a sus parejas que contándoselas. Callando y aguantando una tras otra. Sí, hay un momento en el que Jud vuelve a coger su fuerza habitual y lo suelta todo de golpe, pero en todo el libro, creo que ese ha sido el único momento en el que lo ha hecho. En todo el resto, se han comportado bastante como sumisas que dicen que sí a todo lo que sus parejas dictan.

Desde el momento en que terminé de leerme Sorpréndeme, supe que muchas de las fans de Megan se revelarían en contra de que esa pareja no estuviera casada. Personalmente, es lo que más me gustó del libro. Hoy en día, muchas parejas no se casan, viven juntas, tienen hijos y no por ello tienen que pasar por el altar, con vestidos de boda, grandes celebraciones... Como iba diciendo, lo que más me gustó fue que esta pareja era diferente por no casarse, pero al saber de este nuevo libro y sin haberlo leído ni hojeado, tenía claro que eso iba a cambiar. Y aunque pueda parecer un spoiler decir que se casan, no creo que realmente lo sea, ya que habiendo visto las reacciones, estaba más que claro que eso iba a ocurrir.

La parte que más me ha gustado de este libro, es todo el tema del bufete de abogados en el que Björn siempre ha querido entrar, no como un asociado, sino con su propio nombre. En torno a ese bufete se produce una pequeña trama que la verdad me ha gustado como, poco a poco, se ha ido desentrañando. Como gente que a primera vista pueden parecernos respetables, "ideales" y de confianza, en verdad no lo son tanto como aparentan, tal y como dice el dicho "no es oro todo lo que reluce". También me ha gustado saber más de algunos personajes secundarios que quizás habían quedado algo olvidados al centrarnos en la pareja principal y aquí se les hace evolucionar y avanzar.

Así que en definitiva, creo que es un libro del todo prescindible. La historia ya estaba muy bien acabada y concluida en el anterior libro y no hacía falta volver a escribir sobre ella, porque de donde no hay, no se puede sacar más y lo único que se hace es repetir. Y estoy segura que a montones de gente le habrá gustado y le gustará, por eso, como siempre, esta es mi opinión al respecto. 

2 comentarios:

  1. He escuchado bastante de ese libro, pero aun no me animo.
    Saludos !!
    http://unblogultrameganerd.blogspot.cl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te has leído los libros anteriores de esta saga? Si es así y te gustó el final, yo no me lo leería este...

      Saludos!

      Eliminar