El día que el cielo se caiga - Megan Maxwell

28 jun. 2016

Título original: El día que el cielo se caiga    
Categoría: Novela romántica contemporánea dramática        
Editorial: Esencia        
Páginas: 413      

Argumento:
Alba y Nacho se conocen desde que eran niños. La conexión entre ellos es muy especial y aumenta con el paso de los años, hasta que ella se casa y, obligada por su marido se distancia de él.

Nacho se marcha a Londres. Allí encontrará al amor de su vida, a quien luego perderá a causa de una desconocida enfermedad. Alba, que no sabe lo mal que lo está pasando su amigo, acude a él tras su fracaso matrimonial. Su reencuentro crea una unión irrompible, pero al cabo de poco tiempo, ella descubre que Nacho también está enfermo.

En su afán por ayudarlo a luchar contra lo que parece inevitable, Alba conocerá a Víctor. Y lo que en un principio no son más que encuentros fortuitos, se acaba convirtiendo en un amor incondicional que le permitirá superar sus miedos e inseguridades.

Esta novela hará que te cuestiones varias cosas: ¿por qué el destino es capaz de hacernos encontrar a nuestra media naranja en el peor momento de nuestra vida? ¿Por qué siempre decimos que se mueren los buenos y los malos se quedan aquí para fastidiarnos?

Opinión personal:
Antes que nada, tengo que decir que me es muy difícil ponerme a hacer la reseña de este libro porque, sobre todo, no quiero decir nada que pueda ser spoiler, y precisamente en este libro, cualquier tontería puede ser un gran spoiler. Para empezar, el mayor spoiler lo podemos encontrar en la propia sinopsis, así que yo os recomiendo no leer la sinopsis del libro
"Recordar es fácil para quien tiene memoria. Olvidar es difícil para quien tiene corazón. Gabriel García Márquez"
El libro nos narra la historia de Alba. Hija única hasta que conoce a Nacho, el mediano de tres hermanos, de su misma edad que con pocos años de edad pierde a sus padres. Entonces Alba le ofrece a su familia y tanto Nacho como sus hermanos los aceptan como tales. Así pasan los años y la amistad entre Alba y Nacho se hace cada vez más fuerte, hasta que Alba se casa y ahí empiezan a distanciarse. 

Pero su historia no termina aquí. Años y muchos sucesos después, hacen que Nacho y Alba vuelvan a juntarse y retomen su amistad, pero muchas cosas han pasado en la vida de ambos y al ponerse al día de todos los cambios, nos encontramos con un seguido de sucesos que romperán el corazón a cualquiera.
-¿Sabes? Me ha costado, pero me he dado cuenta de que tienes razón. ¡Qué más da lo que piense la gente si uno no hace mal a nadie y es feliz!
En la última reseña que hice sobre un libro de Megan, comenté que siempre seguía un mismo patrón, ahora mismo, tengo que retractarme porque, sin lugar a dudas, este libro ha roto todos sus patrones usados anteriormente por la autora. Es un libro totalmente diferente a lo que me esperaba. También tengo que decir, que como ha dicho la propia Megan, este libro lo escribió hace muchos años, quizás por ese mismo motivo no usa el patrón común de ella.

Tengo que decir que con este libro, Megan ha conseguido que me pase desde la primera hasta la última página llorando a lágrima viva. Era dejar de llorar por una cosa, que ya sucedía otra que volvía a sacarme las lágrimas. Pero no es en sí solamente una historia triste, pese a la gran cantidad de drama que contiene, es una historia que habla sobretodo, de la familia. Porque la familia es, sobretodo, aquella que elijes con el corazón. Sí, hay cierta familia que te viene de sangre, pero no siempre esa es la que demuestra serlo, la que está a tu lado cuando más lo necesitas, y precisamente la gente que está a tu lado, tengas o no lazos de sangre con ellos, esos, son tu verdadera familia. Aquellos que has elegido para que lo sean y que demuestran serlo. Además, es una historia muy dura y una historia de concienciación hacia las personas, una historia que te enseña y que sin lugar a dudas te llega muy profundo. 
-Cariño, cuando uno se preocupa por alguien y necesita que haga algo beneficioso para él, ha de proponérselo de mil maneras y, si aun así fallan esas maneras, ha de seguir intentándolo. 
Como he dicho, no os leáis la sinopsis, yo la leí en su momento cuando salió publicada, pero por suerte me olvidé de ella y gracias a ello, la historia ha llegado a sorprenderme mucho en varias ocasiones. Porque mi mente tenía una serie de cosas planeadas, cosas que iban a suceder basándome en los patrones de Megan, pero no sucedieron así, por lo que hizo que todavía me gustara y lo disfrutara más. Siento no poder contar mucho más sobre la historia, sobre sus personajes pero prefiero que vosotros mismos, cojáis el libro y lo descubráis, que os dejéis envolver por la historia y la disfrutéis.

Personalmente, creí que mi libro especial de Megan sería Hola, ¿te acuerdas de mi? por la gran cantidad de carga emocional que la propia autora puso en ese libro, pero creo que en esta ocasión, ha conseguido llegar todavía más profundo en mi, convirtiendo esta historia en su mejor libro hasta la fecha, sin lugar a dudas. Y es que lo que las hace especiales, es que son historias que marcaron a la propia autora y que ahora marcan a mucha gente más. Así que por mi parte, animo a la autora a escribir más libros de este estilo, más libros que nos sorprendan, que nos hagan llorar, que nos hagan reir pero sobretodo, que nos hagan sentir.


5/5

6 comentarios:

  1. No he leído nada de Megan Maxwell pero creo que debería por lo que leo en tu reseña

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que me llama muchoooo la atención este libro pero se que tiene una parte muy triste y ahora mismo no se si estoy para este tipo de libros, se que algún día lo leeré.

    besoss!!

    ResponderEliminar
  3. Uf, me da miedito leerlo, porque precisamente ahora no estoy en mi momento más happy. Igual soy masoca y lo pillo este finde por banda ajaja.
    Muchas gracias por la reseña guapa :)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Leí un par de libros de la autora y me parecían cortados por el mismo patrón como tu misma has dicho, que sea este distinto a los demás me llama mucho. Como llorona profesional creo que este libro tiene que caer en mis manos >.<
    Petonets.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    No soy muy de leer libros tristes, lo paso demasiado mal, así que no lo leeré :( os admiro a las que sois capaces, jaja.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  6. Hola, me encanta Megan, y como no, este lo añado ya mismo a mi lista de pendientes junto a un paquete de kleenex, porque tal y como pinta la cosa creo que los necesitaré jaja.
    Ahora en serio, gracias por tu reseña, me has convencido y me apetece mucho volver a leer algo de ella.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar