Soy tu primera vez - Laurie Elizabeth Flynn

24 ago. 2016

Título original: Firsts    
Categoría: Novela romántica juvenil    
Editorial: Roca Editorial  
Páginas: 334
Ficha completa 
Este libro contiene la descripción de alguna escena de sexo, por lo que, estáis avisados.

Argumento:
En el instituto Milton High todos los chicos tienen algo en común, por muy diferentes que sean entre ellos. Eso en común tiene curvas y toda una historia detrás de su melancólica sonrisa, y se llama Mercedes Ayres. 

Con una familia que la tiene completamente olvidada, Mercedes se ha propuesto robar la virginidad de todos los chicos del insituto. Quizás suene algo violento, pero lo que Mercedes pretende es ayudar a que otras chicas no tengan una primera vez tan patética como la que ella tuvo, y para ello se convierte en "la primera vez" de todos esos chicos que están a punto de hacerlo con sus novias. 

Sin embargo, Mercedes descubrirá que los sentimientos pueden ser más fuertes de lo que ella cría y que a veces es conveniente poner límites para poder vivir en libertad.

Opinión personal: 
Este libro llamó mi atención por esa portada, la combinación de las converse con las sábanas y además ese título, llamaron mi atención. Pero sinceramente, me esperaba algo muy diferente a lo que luego me he encontrado leyendo sus páginas

Mercedes es una chica aparentemente inocente, una buena estudiante, una chica de buenas notas aunque algo fría y reservada, pero todo cambia entre las cuatro paredes de su habitación. Mercedes se propone ayudar a algunos chicos vírgenes de su instituto a perder la virginidad y a enseñarles qué deben hacer con sus novias para que ellas disfruten y les guste su primera vez. 

Y es que es un libro fácil de leer, con una prosa sencilla y que te permite seguir sin dificultad el relato. Pero no así el argumento, lo que se cuenta. Me explico, aunque fácilmente vas leyendo página a página el libro se llega a hacer lento y algo pesado.
No me gusta mezclar la amistad con nada más. Si lo pienso en términos químicos, la amistad es una solución concentrada, algo que se debilita al añadir más cantidad. Al contrario que Kim, creo firmemente que los distintos compartimentos de la vida hay que mantenerlos separados, no puedo cambiar de colegio como ella cambia de gimnasio cuando las puñaladas por la espalda se ponen demasiado tensas. 
Y si eso ocurre, es simplemente porque en el libro no ocurre nada. A ver sí, obviamente se suceden hechos a lo largo de más de 300 páginas, pero nada de vital importancia, nada que te atrape a la historia y que te invite a necesitar más, a seguir leyendo. Y eso me ha ocurrido hasta las últimas 50 páginas donde realmente si ocurre algo un poco interesante y que llama un poco la atención. No por el hecho en sí, sino en relación al libro en general. 

Es un libro que a mi personalmente no me ha hecho sentir nada. Y creo que un libro que no te llega lo suficiente para no hacerte sentir... Es que le falta algo. Sí, en ocasiones me he reído pero no he sentido ese amor, esa felicidad, la tristeza, la rabia o muchos otros sentimientos que en cualquier novela puedes sentir. En este caso, es una novela que me ha dejado fría e indiferente.
-Algún chico muy afortunado estará feliz de ser tu novio -digo yo-. Y te respetará y nunca te presionará, porque eso es el amor. Querrá estar para siempre cerca de ti. Y nada de lo que hagas será un motivo para que se marche, por muchas veces que lo apartes de ti. Y nunca tendrás que tenerle miedo. 
Además, no he encontrado sentido a nivel de argumental. Sí, trata de una chica que se dedica a quitarle la virginidad a los chicos para que su primera vez con sus novias sea... ¿bonita? ¿que ellas lo disfruten? ¿que no haya errores? Y con la cantidad de chicos a los que ha quitado la virginidad y sabiendo que los chicos hablan entre ellos de estas cosas, ¿realmente ve posible que nunca se entere nadie de ello? Por no hablar de que, sinceramente, estoy totalmente en contra de los cuernos y en este libro no paran de sucederse. Sí, sé que ella no es la culpable de esos cuernos, porque la verdad es que son ellos los que la buscan para que les ayude, pero no deja de que para esa ayuda, le están poniendo los cuernos a sus parejas. 

Por otro lado, si hablamos de los personajes, creo que ninguno de ellos me ha gustado, o quizás sí, quizás el único que se salva y me ha gustado es Zach y posteriormente Faye. No me gusta ella como protagonista, la forma en que necesita acostarse con chicos vírgenes y como parece despreciar a los que se preocupan por ella. Angela, su amiga, tampoco me ha caído nada bien. Una amistad se basa en la sinceridad, en la confianza.. y entre ellas dos no hay nada de eso. Y no nos pongamos a hablar de la madre de Mercedes, Kim. Otro personaje al que no he podido soportar. Una madre egoísta, desentendida de su hija, aprovechada... 
- Volvemos a ser dos- dice Zach, tarareando la parte de la canción de El Rey León que canta Timón mientras nos dirigimos a clase de química. 

- Espero no ser el jabalí- exclamo. 
- Así me gusta, con sentido del humor- dice-. [...]
Como he dicho, es un libro que me ha dejado indiferente, muy previsible, con un argumento que no sé aún por donde se sostiene. Por ese motivo precisamente me ha costado mucho ponerle la nota que le he puesto. En un inicio quería darle un aprobado, justo pero aprobado al fin y al cabo, pero después de reflexionarlo he terminado poniéndole dos estrellas.


2/5

3 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Gracias por tu reseña. Por lo que veo no te ha convencido mucho así que de momento lo dejo pasar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola!!
    Pues leyendo tu reseña, por el momento no creo que lo lea.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. Es un libro que me llama la atención pero que creo no me gustará, supongo que le daré una oportunidad. Besos

    ResponderEliminar